Es posible que mañana muera y en la tierra no quedará nadie
que me haya comprendido por completo.
Unos me considerarán peor y otros mejor de lo que soy.
Algunos dirán que era una buena persona; otros, que era un canalla.
Pero las dos opiniones serán igualmente equivocadas.

Mijail Iurevicht Lermontov


lunes, 19 de agosto de 2013

VIAJE MÁGICO



Llegó a Macondo ilusionado. Gabo lo había llevado engañado. Lo recibió Aureliano Buendía y fue atrapado por una cantidad inimaginable de parientes, amigos y vecinos de ese pueblo imposible. No quería irse, pero el final llegó pronto. Era ya parte de esa historia. Y volvió no sé cuántas veces más…

1 comentario:

  1. Ay!!!... Leí veinte veces ese libro... Por entonces debí estar cuareenta y cinco días quieta por desgarro del tendón de Aquiles (pateando una pelota...). Y, sí, fui atrapada. Viví las lluvias... vi el hielo... supe del circo que se levantó en el aire llevado por el viento aunque cuando viví en Comodoro Rivadavia me dijeron que había sido allí... Gracias, Sergio, por traerlo a mi mente. Besos. rosita.

    ResponderEliminar