Es posible que mañana muera y en la tierra no quedará nadie
que me haya comprendido por completo.
Unos me considerarán peor y otros mejor de lo que soy.
Algunos dirán que era una buena persona; otros, que era un canalla.
Pero las dos opiniones serán igualmente equivocadas.

Mijail Iurevicht Lermontov


domingo, 20 de mayo de 2018

MIEDO



El canario apareció en la casa llevado ya no importa por quién. Jaula de rejas plateadas, muy pequeña. Cantaba todo el día, desde las primeras luces hasta las últimas. No volaba, solo daba saltitos. Parecía feliz. Él le abrió la puerta hacia la libertad. Pero nunca se animó a volar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario