Es posible que mañana muera y en la tierra no quedará nadie
que me haya comprendido por completo.
Unos me considerarán peor y otros mejor de lo que soy.
Algunos dirán que era una buena persona; otros, que era un canalla.
Pero las dos opiniones serán igualmente equivocadas.

Mijail Iurevicht Lermontov


domingo, 8 de julio de 2012

TRABAJO INDIGNO


"Lustrabotas", Carlos Alonso

Pocos años vividos para hacerse merecedor de semejante trato. Maneja el cepillo como un maestro y el betún brilla como sus ojos. No levanta la vista para no apreciar la indiferencia. Sentado en su banquito de madera, gana el peso y el desprecio:
—¡Dale, pibe, apurate que cierra el banco!

2 comentarios:

  1. Muy buen micro. Queda un interrogante porque despreciar
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Un microtexto muy crudo, con los cachetazos que nos da la realidad.

    Abrazo

    ResponderEliminar