Es posible que mañana muera y en la tierra no quedará nadie
que me haya comprendido por completo.
Unos me considerarán peor y otros mejor de lo que soy.
Algunos dirán que era una buena persona; otros, que era un canalla.
Pero las dos opiniones serán igualmente equivocadas.

Mijail Iurevicht Lermontov


sábado, 2 de febrero de 2013

TRIBUNALES



Ingresó al gran edificio en busca de una solución. Un mundo de puertas y laberintos se abrió ante sus ojos. Durante horas recorrió, yendo y viniendo, los pasillos de los cuatro pisos. Llegó, por fin, al lugar indicado.
Antes de ingresar, pensó si la solución no sería volver para atrás. 

3 comentarios: